5 chequeos básicos en un reconocimiento médico

976 31 07 51
5 chequeos básicos en un reconocimiento médico
  1. Examen de vistaSi quieres pasar un reconocimiento médico para conseguir el carnet conducir en Zaragoza tendrás que superar una serie de requisitos. Uno de los requerimientos fijos es un examen oftalmológico que determine si se sufre algún problema de visión. Es muy recomendable superar esta revisión ocular cada dos años si se tiene algún problema en la vista. Además, a partir de los 45 años, deberás someterte a pruebas de tonometría para descartar la presencia de glaucoma.

  2. ColesterolSin duda uno de los problemas de salud más extendidos entre la población adulta. El colesterol suele atacar con más fuerza a los hombres a partir de los 34 años y a las mujeres mayores de 44. Hay que destacar que no hace falta estar gordo o gorda para sufrir este mal, por eso es muy recomendable realizar esta prueba cada 3 años como máximo y comprobar que los niveles de tu organismo se encuentran dentro de los parámetros recomendados.
  3. Presión arterialEn el Centro Médico Augusta te haremos un examen de presión arterial para comprobar que tus valores son normales. Esta prueba se conoce comúnmente como "tomar la tensión", y puede ayudar al diagnóstico de problemas graves como  cardiopatías, problemas oculares o enfermedades renales. Los resultados obtenidos no deben de ser superiores a 120/80 mmHg. Si fuera su caso, acuda a su médico ya que podría ser propenso a padecer hipertensión. 
  4. AudiometríaA la hora de pasar un reconocimiento médico para sacarte el carnet de conducir el Zaragoza, una de las pruebas que deberás superar será una audiometría. Este test determinará tu capacidad para escuchar sonidos y a qué niveles podrá trabajar tu oído. Este examen resulta muy importante, además, para todas aquellas personas mayores de 65 años o las que hayan presentado algún problema auditivo durante su vida.

  5. ColonoscopiaAunque no se trata de una prueba habitual en un reconocimiento médico, hay que tener claro que es necesario someterse a una colonoscopia cada 10 años al pasar de los 40, siempre y cuando no se tengan factores de riesgo. Si tuvieras antecedentes en tu familia de cáncer de colon, deberás acudir a esta revisión de forma anual. Además, si sufrieras de colitis ulcerativa, el periodo para realizar la prueba se reducirá hasta los 6 meses.